Valores acb

TRABAJO EN EQUIPO

Engloba los valores de cooperación, generosidad y compañerismo.

Trabajar en equipo consiste en cooperar para conseguir un mismo objetivo grupal. Este objetivo sólo se puede conseguir con la colaboración de todos los miembros del colectivo. De ahí la necesidad de repartirse el trabajo. Cada individuo tendrá un rol que cumplir

El trabajo en equipo implica priorizar los intereses del grupo por encima de los individuales. Alguien que sepa trabajar en equipo se caracteriza por ser generoso.

El compañerismo facilita el trabajo en equipo y ayuda a la cohesión de todos sus miembros. El compañerismo es un vínculo afectivo que se establece entre las personas que comparten fines comunes.

“El baloncesto
es un deporte
de equipo”

En el baloncesto se ataca y se defiende en grupo. Se ataca con un objetivo común, hacer canasta, y se defiende con otro fin colectivo, evitar que el rival enceste.

Además, las características físicas y psicológicas de los jugadores de baloncesto definen los roles de cada componente del colectivo. Los altos y fuertes son jugadores interiores, los más bajos y rápidos, exteriores; los que mejor leen el juego tienen tareas de distribución y los que tienen capacidad de liderazgo, capitanean sus equipos.

Todos los miembros del equipo deben cooperar para que las jugadas sean efectivas.

Cada miembro de un equipo de baloncesto tiene asignada una función. Cada función es diferente pero todas son igual de importantes para conseguir el objetivo final. Un buen jugador de equipo acepta y cumple las tareas que forman parte de su rol. Todos suman y los 12 jugadores que forman una plantilla se van relevando constantemente durante el partido. Es necesaria una alta dosis de generosidad para aceptar gustosamente y desarrollar el papel que te ha tocado.

Y para que un equipo de baloncesto pueda rendir al máximo de sus posibilidades, nada ayuda tanto como el compañerismo entre sus componentes.

VALENTÍA

La valentía implica afrontar las dificultades y asumir el riesgo que supone perseguir objetivos ambiciosos. La única forma de superar contratiempos y miedos consiste en afrontarlos con la voluntad de encontrar soluciones que te ayuden a lograr tus metas.

El riesgo es inevitable porque siempre hay posibilidades de fracasar, pero la clave es aceptarlo de forma responsable y entender que si te escapas, tu porcentaje de éxito en realidad es siempre cero. Por eso hay que ser valiente.

Además, si afrontas te das cuenta que no había para tanto.

“El baloncesto
es de los valientes”

En el baloncesto el valor de la valentía está presente en casi todas las acciones del juego, especialmente en el 1 contra 1 y bajo presión.

En las acciones que implican contacto físico, se tiene que ser valiente para no dejarse intimidar por el rival. Las penetraciones a canasta, la lucha por el rebote, los marcajes individuales, etc. son algunos de los ejemplos que se pueden ver en un partido y que ilustran este tipo de valentía.

Cuando se juega bajo presión, la valentía es necesaria para no cambiar nada en la forma de afrontar las situaciones. Acciones individuales arriesgadas en momentos decisivos del partido, jugar en un ambiente hostil, jugar teniendo en cuenta la trascendencia del resultado, etc. ejemplifican la valentía necesaria para neutralizar el riesgo psicológico.

Los jugadores afrontan cada una de estas situaciones y asumen el riesgo de éxito o fracaso.

RESPETO

El respeto es tratar a las personas del mismo modo que te gustaría que te trataran a ti. Esto implica reconocer sus derechos, valorarlas y aceptarlas por el solo hecho de ser personas. Este principio también se aplica a cualquier tipo de normativa, a las cosas y al resto de seres vivos.

El respeto se concreta en la tolerancia a las decisiones, acciones y sentimientos de los demás. Respetar a los otros no significa que estemos de acuerdo, significa que aceptamos que la otra persona tiene derecho a tener sus propios sentimientos y a tomar sus propias decisiones.

El respeto es la base de la convivencia entre los seres humanos. Para convivir en la sociedad, en nuestra familia, en la escuela y en el equipo, el respeto entre las personas resulta imprescindible. La falta de respeto genera violencia y enfrentamientos que ponen en peligro la convivencia.

“El baloncesto es pionero en el valor del respeto”

El baloncesto ilustra el respeto existente entre los equipos con un saludo entre los jugadores rivales antes de empezar el partido y también al finalizar el encuentro.

Independientemente del resultado, de la dureza del juego y de las diferencias que hayan surgido durante el partido, nunca falta un apretón de manos final.

Este respeto también se traslada a los árbitros. A menudo, los jugadores levantan el brazo reconociendo la falta que el árbitro les acaba de señalar.

El baloncesto femenino es de los pocos deportes que se desarrolló al mismo tiempo que el masculino. En 1893, solo 2 años después del nacimiento del basket, se jugó el primer partido de chicas en el Smith College de Northampton (Massachusetts).

La madre del baloncesto femenino fue Senda Berenson, directora de educación física del Smith College. Por aquel entonces, los juegos estaban prohibidos para las mujeres, pero con el baloncesto se hizo una excepción por considerarlo “fino y educado”.

El baloncesto es el primer deporte en incorporar a jugadores negros en los equipos profesionales.

En 1927 Abe Saperstein organizó los “Harlem Globetrotters”, integrado sólo por jugadores negros.

En 1950, los equipos profesionales de la NBA empiezan a incluir en sus filas a jugadores negros. El baloncesto representa una vía de ascenso social inédita.

El basket ha exhibido, durante toda su historia, la tolerancia hacia nuevos colectivos. En la actualidad, los equipos profesionales están formados por jugadores procedentes de todas partes del mundo, independientemente de su raza, idioma, religión y creencias. A pesar de tener procedencias tan dispares, son capaces de formar equipos competitivos y aunar esfuerzos en favor de un mismo objetivo.

El baloncesto en silla de ruedas es uno de los deportes más populares del programa paralímpico. Comenzó a implantarse para rehabilitar a los soldados estadounidenses heridos durante la II Guerra Mundial, pero su popularidad se extendió rápidamente por todo el mundo. En la actualidad, se practica en más de 80 países. 1969 es el año en el que los expertos sitúan esta modalidad del baloncesto en España.

El basket ha demostrado tener la sensibilidad necesaria para integrar el deporte de personas con discapacidad física e intelectual.

JUEGO LIMPIO

Es el Fair Play, el comportamiento justo, honesto y noble en relación a la práctica de una actividad:

  • Será un comportamiento justo, si cumple con las normas previamente aceptadas.
  • Será un comportamiento honesto, si es coherente con los propios valores.
  • Será un comportamiento noble, si dice la verdad.

Hablamos de Juego limpio dentro y fuera del deporte. No jugar limpio implica no respetar las reglas del juego en cualquier ámbito de la vida. Quien no respete los principios más elementales de convivencia, está jugando sucio. Hacer trampas, agredir físicamente y verbalmente a alguien, decir mentiras, ocultar información, falsificar, simular, etc., son algunos de los comportamientos incompatibles con el Fair Play.

“El baloncesto apuesta
por el Juego limpio”

El baloncesto apoya todas aquellas iniciativas que estén destinadas a promover el Juego Limpio, en particular entre los más jóvenes. En muchas competiciones se premia a los jugadores que se distinguen por su comportamiento ejemplar. Lo mismo ocurre a nivel colectivo, se valora a los equipos que actúan correctamente según un código de buena conducta.

En la Liga Endesa se predica con el ejemplo. No hay equipos que se caractericen por tener jugadores antideportivos. Por regla general, se tiende respetar al equipo rival y a las decisiones de los árbitros.

FORMACIÓN
Y ESTUDIOS

Invertir tiempo y dedicación en los estudios y en la formación cumple varias funciones:

  • Supone una fuente más de autoestima para quien se forma. Cuanto mejor te van los estudios, más confías en tus posibilidades como estudiante y más bueno te crees.
  • Aporta criterios para tomar decisiones y fomenta la autonomía personal. Cuanto más sabes, más capacitado estás para elegir el mejor camino.
  • Facilita la socialización. El hecho de tener formación te permite participar activamente en las diferentes conversaciones y tener un criterio propio sobre el tema que se trata.
  • Aumenta las probabilidades de integrarse en el mercado laboral.
“El baloncesto cuida
la formación”

El baloncesto pretende que los jóvenes estén motivados por tener una buena formación académica. Tradicionalmente, ha sido el deporte de los universitarios y, actualmente, el número de jugadores profesionales con estudios sigue siendo notable. De ahí que muchos exjugadores no tengan demasiadas dificultades para hacerse un hueco en la sociedad, una vez terminada su carrera deportiva.

Quizás por ello, el análisis estadístico y el scouting se gestaron en el baloncesto. Hoy ya están presentes en todos los deportes. Además, el baloncesto se distingue por la gran cantidad de jugadas y sus múltiples variantes. Para asimilarlas, es necesario tener un cierto hábito de estudio.

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Se llama Responsabilidad Social al compromiso que los miembros de una determinada comunidad tienen entre sí. Este compromiso significa que deben mostrarse sensibles a las necesidades de los demás y solidarios con los más desfavorecidos o necesitados.

“El baloncesto es
un altavoz de la
Responsabilidad Social”

El baloncesto es una gran herramienta de integración social. Diferentes colectivos pueden acelerar su integración en la sociedad a través del baloncesto. Este es el caso de los inmigrantes y de los discapacitados.

El hecho de que las reglas del juego no varíen en función del lugar del mundo donde se practique y la cantidad de valores asociados a la práctica deportiva (compañerismo, generosidad, cooperación, respeto, etc.), hacen que el baloncesto sea una de las mejores formas para integrar a las personas procedentes de otros países.

Facilitar el acceso a la práctica del baloncesto (rampas, adaptación de las instalaciones, creación de ligas, etc.) y tratarlas de igual a igual, ayuda a la integración de las personas con algún tipo de discapacidad.

Además, el baloncesto aprovecha la popularidad de sus jugadores para lanzar campañas de concienciación pública y hacer llegar mensajes positivos a la población (recogida de alimentos, donación de sangre, práctica de actividad física, reciclaje de desechos, etc.).